La ejecución de maximiliano I. (1867-1869). Édouard manet. (primera parte)

13 de juliol de 2011 · Clínica Bofill

El 19 de Junio de 1867 Ferdinand Maximilian Joseph von Habsburg-Lothringen, emperador del Segundo Imperio Mexicano con el nombre de Maximiliano I, fue masacrado por un pelotón de fusilamiento revolucionario en el cerro de las Campanas, cercano a la ciudad de Querétaro. Algunos cronistas afirman que el emperador pagó una moneda de oro a cada uno de sus verdugos para que no le disparasen a la cara. De este modo su anciana madre, Doña Sofía de Baviera, podría reconocerle y constatar en sus yertos, glaucos y vidriosos ojos la sinrazón de la aventura iniciada.

Los conservadores mexicanos se dirigieron a Maximiliano a finales de la década de los 50 con la intención de ofrecerle el gobierno de México. No habían transcurrido cuarenta años aún del fracaso del Primer Imperio Mexicano ni del destierro y posterior fusilamiento del emperador Agustín I. Pero Maximiliano despojado de sus títulos por el archiduque de Austria, como consecuencia de su negativa a prestarle apoyo en sus campañas bélicas, se encontraba recluido en su castillo de Trieste, acuciado por las deudas y, probablemente, aburrido, por lo que prestó atención al ofrecimiento de la aristocracia mexicana.

Descarregar article complert Part I - Número de la revista 4.

Revista 4

Revista 5 - On es troba la segona part de l'article