El pie diabético

17 de septiembre de 2018 · Sra. Planas Riera, Esther

La diabetis és una malaltia crònica cada vegada més freqüent en la nostra societat. Un mal control la diabetis pot provocar diferents complicacions que poden afectar el ronyó, la vista o el peu, i incrementar la malaltia cardiovascular.

La neuropatia diabètica és una de les complicacions de la diabetis, que es caracteritza per una pèrdua de la sensibilitat als peus.

Este, junto con otros factores de riesgo como por ejemplo un nivel alto de glucosa en sangre, la mala circulación arterial y el sobrepeso, hacen que haya un alto riesgo de sufrir una úlcera plantar.

DIAGNÓSTICO DEL PIE DIABÉTICO:

  • Cribaje de la sensibilidad de los pies. Si un paciente no tiene sensibilidad o la tiene disminuida es motivo de alarma para saber que hay que visitar el podologo con frecuencia para controlar el riesgo de sufrir lesiones en los pies y no darse cuenta, puesto que no nota el dolor.
  • Así mismo, las callosidades plantares provocadas por un mal apoyo plantar y las lesiones provocadas por un calzado inadecuado en un paciente diabético con poca o nula sensibilidad son uno de los principales motivos de úlcera en el pie.
  • Un estudio biomecánico de la huella nos determina cuáles son las zonas de máxima presión a la planta del pie, y las podremos corregir para evitar las callosidades y las úlceras.
  • El estado de la circulación es muy importante, por eso se recomienda siempre una visita al cirujano vascular. Una circulación arterial correcta favorecerá siempre la cura de cualquier herida.

Para evitar complicaciones, es de vital importancia prevenir y tratar las lesiones de los pies en pacientes diabéticos. El tratamiento del pie diabético lo tiene que realizar un equipo multidisciplinario formado por el endocrino, el cirujano vascular, el podólogo y el traumatólogo, entre otros.

Un 80% de las lesiones a los pies en pacientes diabéticos son a causa del calzado inadecuado y la mala cura de los pies.

 CONSEJOS Y RECOMENDACIONES

  • Ir al podólogo periódicamente es muy importante para evaluar el grado de riesgo (cribaje neuroisquémico) y dar los consejos más adecuados para cada situación.
  • Un paciente diabético con pie de riesgo hace falta que utilice un tipo de calzado ancho, sin costuras interiores y con la pala de Lycra.
  • Hay que hidratarse la planta del pie con cremas adecuadas para que no se agriete la piel.
  • No conviene utilizar nunca callicidas.
  • Las uñas se tienen que cortar rectas.